Los secretos del chocolate

Existen pocos alimentos en el mundo que sean tan cautivantes como lo es el chocolate, la historia de su origen se remonta a miles de años en el pasado cuando los nativos de Mesoamérica consumían una bebida fermentada hecha a base de la pulpa del cacao.

Por supuesto que este no era el chocolate original que conocemos hoy en día, que se elabora realmente con las semillas del cacao maduro, que una vez procesadas dan lugar a la fuente de tantas y exquisitas variedades de este postre que, además de nutritivo, encierra un sabor lleno de secretos.

Y es que para empezar, el chocolate es un alimento estimulante que proporciona una sensación de bienestar, que además de dar energía incluso en pocas cantidades, también es ideal para mejorar la memoria y la concentración antes de realizar alguna actividad en la que se requiera estar enfocado.

El chocolate es también un símbolo que se relaciona con el amor, cuando una persona se siente enamorada su cerebro produce feniletilamina, la misma sustancia que está presente en el chocolate.

Pero esta quizás no sea una explicación muy romántica, el romance se encuentra en el significado que muchos enamorados tienden a asociarle al hecho de regalar bombones, corazones de chocolates o las clásicas barras de chocolate que nunca dejan de ser un regalo ideal para esa persona especial

Y hay quienes todavía no les gusta el chocolate por temor al acné o al sobrepeso, pero lo primero está comprobado que no lo ocasiona, y solo produce aumento de peso al igual que sucede como con cualquier otro alimento, si se consume en mucha cantidad.

Pastís xoco maduixa

Un mundo de chocolate

¿Qué tiene el chocolate que hace que sea el alimento preferido de millones de personas en el mundo? Su sabor es su característica más resaltable, pero también lo es su versatilidad.

O si no, que lo digan los reposteros y fabricantes de dulces alrededor de todo el planeta que desde que se popularizó este sensacional alimento lo han utilizado en una infinidad de preparaciones, helados, galletas, rosquillas, tortas, panes e ¡incluso esculturas de chocolate!

Y es que ha estado presente en los Record Guinness como en la barra de chocolate más grande del mundo hecha en Slovenía que midió 142.32 m², y hasta museos dedicados al chocolate existen, y no uno, sino varios como el Musee du cacao et du chocolat de Bélgica o el Museu de la Xocolata de Barcelona, una ciudad que por cierto tiene una tradición chocolatera desde que los españoles trajeran a Europa los primeros cargamentos de cacao.

Es por eso que el chocolate, sea cual sea su presentación, es sin duda unos de los alimentos que han hecho historia, así que la próxima vez que les des una mordida a una barra de chocolate, degustes un brownie o bebas una taza de chocolate caliente, recuerda que estás disfrutando de un sabor ancestral que ido evolucionando con los años.